Con el arribo de una decena de poteros se activó Puerto Deseado

Será una temporada intensa pero corta”, auguró el referente del Sindicato de Estibadores Unidos de la Patagonia, seccional Deseado, Raúl Mella. Más de 350 personas se encargan de la estiba para esta temporada.

egún lo que comentaron los trabajadores, en estos días han arribado más de 10 barcos. De hecho, para aquellos es un comienzo bastante “auspicioso”. Así lo expresó Raúl Mella, secretario general del Sindicato de Estibadores (SUEPP) del puerto local, en declaraciones a La Opinión Zona Norte.

“Ha comenzado muy bien”, dijo. “Según los análisis primarios esto va a ser una temporada intensa pero corta, con mucha captura”.

A la vez, manifestó preocupación por la presencia en áreas situadas más al norte de este recurso.

“Por lo general, para esta época, el calamar solía aparecer en zonas situadas al sur, digamos aproximadas al paralelo 47 ó 48, es decir un poco más arriba de Puerto San Julián. Pero lo que hemos observado ahora es que las concentraciones están apareciendo muy al norte, por la zona cercana a Camarones, en la provincia de Chubut”, comentó. Esto, motiva inquietud en los trabajadores deseadenses.

“Nos hace dudar acerca de cuánto tiempo puede durar la temporada para nosotros. Las concentraciones del calamar están migrando hacia el norte antes de lo que hacía normalmente. En otros años, para que llegue a aguas cercanas a Chubut tardaba algunos meses de trasladarse de sur a norte. Llegaba en abril allá”, explicó.

Esta preocupación tiene su antecedente: lo ocurrido en la zafra pasada de langostinos, en donde el producto estaba en la zona norte de Chubut, y varias empresas decidieron hacer descargas en los puertos de aquella provincia vecina, relegando a los de Santa Cruz.

Pese a todo, se observa un ajetreo muy dinámico por estos días. Sólo en la estiba van y vienen 350 personas, aproximadamente, según lo que contó el sindicato de referencia.

“Esta actividad le da otra vida al pueblo, siempre que hay temporadas. Nosotros, en el gremio, poseemos una lista permanente de 160 estibadores. Pero todos ellos no dan abasto en las temporadas altas; por eso siempre viene a sumarse gente del pueblo, gente que viene de afuera o marineros que esperan embarque y aprovechan para hacer alguna changuita; también hay gente de la municipalidad que está de vacaciones o empleados públicos de servicios públicos que quieren hacerse un extra con este laburo”, expuso. Es que lo que se paga por día también suele ser apetecible para cualquier trabajador.

“Los turnos de seis horas se suelen pagar entre 5.000 y a 5.600 pesos. Aunque normalmente los que vienen hacen dos turnos por día”, explicó Mella.

“La actividad comienza a las 7 de la mañana. Y hay trabajo día y noche”, comentó. “Por ejemplo, ayer domingo a las 7 de la mañana ya estábamos con 6 barcos”, ejemplificó.

El calamar viene en pastillas congeladas, en bodegas de 40 grados bajo cero. Allí los estibadores manipulan esas pastillas con ropa adecuada por la temperatura tan baja.

Luego esto se traslada a unos contenedores que operan la empresa Maersk que une a los puertos patagónicos con Mar del Plata y Montevideo, a través de buques especiales. Cada contenedor tiene una capacidad de 27 y 28 toneladas.

Paritarias

Por último, en referencia a la cuestión salarial, Raúl Mella comentó que “hasta ahora la relación con las empresas es normal”. Pero se viene el planteo para este período.

“Primero hay que hacer un análisis de cómo fue el año 2020, factores como el aumento del costo de vida, la inflación; y en base a esos cálculos vamos a empezar la negociación de las paritarias, pero aún falta para las mismas, ya que se celebrarán en marzo» dijo.

Fuente: La Opinión Zona Norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *