Puerto San Nicolás: dialogo cortado de la Presidenta del Consorcio con el directorio

No la tiene fácil Cecilia Comerio, la Presidenta del Consorcio de Puerto San Nicolás, con el directorio heredado de la gestión Negro/Pasaglia/Vidal. Licitaciones extrañas, asesores de su antecesor que no se quieren ir y cobros por «¿viáticos?» de directores, son solo algunas de las cuestiones a resolver por la representante de Kicillof en el puerto bonaerense.

El día 9 de enero, a penas comenzado el nuevo año, el diario «El Norte» publico una nota, referida al malestar del directorio por cierta actitud adoptada por la presidenta asumida cuando terminaba el 2020.

Se quejaron por que Cecilia Comerio, había detenido el proceso licitatorio del elevador de granos del puerto nicoleño, y que a pesar de haber presentado diversas notas, ni siquiera habían tenido respuesta por parte de la autoridad mayor del Consorcio.

«La relación entre la presidenta y miembros del directorio del Consorcio que administra el Puerto de San Nicolás es virtualmente nula. Así lo aseguran distintas fuentes consultadas por este diario a propósito del conflicto suscitado por el paralizado proceso de licitación del elevador de granos, una iniciativa impulsada por el directorio que presidía Antonio Negro y que fue «congelada» poco después de que Cecilia Comerio asumiera el mando«, detallaba el periódico local.

El diario El Norte, continua diciendo «Los directores del Consorcio, que son los mismos que ocupaban una silla durante la presidencia de Negro, no ocultaron su malestar por otra medida que habría tomado Comerio. El malhumor responde a la decisión de contratar cinco asesores, le cuentan a este diario, tres de ellos con salarios de 180.000 pesos mensuales y otros dos de 90.000 pesos por mes» y resaltan que se trataría de militantes de la Cámpora, agrupación política en la que militaba Comerio.

Ahora bien, este portal se comunicó con fuentes del Consorcio y nos informaron que el pliego de licitación del Elevador de Granos, entró en revisión por 45 días debido a cuestiones que parecerían inducir su adjudicación a una sola empresa. Tal es así que han intervenido funcionarios provinciales y nacionales en su análisis.

Hace pocos días funcionarios de Nación recorrieron el área a licitar, tomaron fotografías y elaboraron informes preliminares sobre el tema.

Otro de los inconvenientes observados del pliego, que en su origen costo U$S 10.000, es que solo tres firmas los comproron ACA, Grobocopatel y Pamsa. En el caso de Globocopatel se sospecha que detrás de esta oferta se encontraría Juan Manuel Ondarsu, sobrino del ex Intendente Pasaglia, y primo del actual jefe comunal, a quien se le cuestiona haber armado un directorio que respondiera a sus propios intereses al igual que el ex presidente Negro.

Asimismo se confirmo que tanto  Casport y Belisario Tiscornia habrían solicitado pliegos en forma gratuita, algo que se encuentra fuera de cualquier norma procedimental en materia de Licitaciones Públicas.

El problema no son los que llegan sino los que no se quieren ir.

Con relación a los asesores que Comerio habría contratado y que genero la queja de algunos directores, son profesionales que la acompañan desde el ANSES y desde el Senado cuando la actual presidenta cumplía funciones en esos ámbitos.

No obstante ello y que es de normalidad en todos los Consorcios que cada Presidente llegue con profesionales propios en calidad de asesores, lo curioso es sobre los que se contrataron en la gestión de Negro y que no quieren irse con quien los trajo.

Hasta donde pudo averiguar este portal se trataría de 4 o 5 personas con sueldos importantes, algunos de ellos cercanos a los doscientos mil pesos y que a pesar del pedido de renuncia que les realizo Comerio en persona, se niegan a irse del puerto, y pretender que los incorporen a la planta permanente de Ente.

Cabe señalar que el Artículo 22 del Estatuto, en su inciso (g) refiere a la necesidad de contar con el cuórum especial de los 2/3 del directorio, con el «voto positivo del presidente», como condición, para la designación, promoción y despido del personal jerárquico del CONSORCIO, pero no hace referencia, en ese caso, a los «asesores», lo que libera al presidente para prescindir de ellos o reemplazarlos cuando lo considere necesario.

Cobro de ¿Viáticos?

Hablando del estatuto; en su Artículo 24 y con relación a los directores, expresa lo siguiente «Remuneración: El cargo de Director será de carácter honorario respecto del CONSORCIO, sin derecho a ningún tipo de retribución a cargo de éste, excepto el pago de viáticos debidamente documentados«.

Comerio se encontró con que los 9 integrantes del directorio cobraban, en forma habitual, permanente y continua, $ 120.000 en concepto de viáticos, sin rendición de ningún comprobante ni justificación. Esto significa claramente una remuneración encubierta que fue aprobada por el directorio que conducía Negro. La presidenta tomo la decisión de suspender en forma inmediata este pago y pedirle a los asesores legales que dictaminen sobre la legalidad de este hecho que a simple vista es, cuanto menos, irregular.

Esto último hace suponer que la ruptura del diálogo al que hace referencia el diario local, mas que por el proceso licitatorio del elevador de granos, responde a un interés meramente económico, y el riesgo que los integrantes sean removidos de sus cargos, lo que dejaría a Pasaglia sin poder en el ámbito portuario.

En las últimas horas, y debajo de las galerías de embarque del elevador, se conoció que uno de los sindicatos (sino los dos) le pedirían a Comerio, que exija la devolución de todo lo cobrado irregularmente por los directores quejosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *