Puertos de Rosario, Bahía Blanca y Quequén reciben el 64% de los granos movilizados

Provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa, son el origen del 90% de las cantidades transportadas.

Un mapa interactivo que sigue los flujos de la comercialización de granos en Argentina, que permite identificar el origen, destino y la estacionalidad de cada cultivo que llega a los puertos, fue realizado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Se registró que la mayor parte de los granos transportados se encuentra a una distancia menor a 350 km de un puerto, lo que marca una ventaja competitiva. Según los resultados de la herramienta se destaca que el 64% de los granos transportados tiene como destino los puertos de Bahía Blanca, Quequén y Rosario, siendo los ubicados al Norte y Sur de este último los de mayor relevancia, recibiendo el 52% del total transportado del 2015 al 2020, reportó ArgentPorts.

Además, el análisis determinó que los puertos que capturaron los mayores incrementos fueron los de Rosario Sur y Bahía Blanca. «De las principales provincias productoras, solamente Buenos Aires tiene como lugar de entrega los puertos de Quequén y Bahía Blanca, concentrándose en el cultivo de trigo».

También, se determinó que de 2015 a 2020 se transportaron 632,5 millones de toneladas (Mt), de las cuales un 45% corresponden a soja, 32% a maíz, 17% a trigo y el 6% restante a cebada, girasol y sorgo. En promedio, se transportan 105,4 Mt al año. El mínimo valor se registró en el año 2018 con 90,9 Mt y el máximo en el año 2019 con 122,6 Mt, guardando estrecha relación con la evolución de las cantidades producidas estimadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La serie refleja el gran aumento de la producción en la campaña 2016/17 como reacción al nuevo set de políticas, la severa sequía que afectó la campaña 2017/18, la gran cosecha de la campaña 2018/19 y el cambio de incentivos del nuevo set de políticas que, junto a un escenario climático menos favorable, redujo la producción de la campaña 2019/20.

“Al observar la participación de cada grano en el total transportado, se puede concluir que a lo largo del período se produjeron cambios significativos, observándose un aumento en la participación de gramíneas en relación a oleaginosas”, indica el estudio.

También determinó que disminuyó la participación de sorgo, soja y girasol en las cantidades transportadas, siendo la soja la que registra la mayor caída. En tanto, la participación trigo, cebada y maíz aumentó, y el maíz registró el mayor incremento.

Otro aspecto interesante recabado por el trabajo es que las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa, son el origen del 90% de las cantidades transportadas. De esta forma, se puede verificar que la mayor parte de los granos movilizados se encuentra a una distancia menor a 350 km de un puerto, lo que marca una ventaja competitiva de Argentina.

Sin embargo, los mayores incrementos en las cantidades transportadas se dieron en el resto del país: El 36% de los granos transportados tiene como destino al mercado doméstico. En promedio, se transportaron a este destino 37,7 Mt anuales. El máximo se registró en el año 2016 con 46 Mt y el mínimo en el 2018 con 30,7 Mt.

Los periodos de cosecha de cada grano continúan determinando la estacionalidad en los flujos comerciales. «La cosecha de soja de primera y maíz temprano marcan el primer pico en las cantidades transportadas entre abril – mayo. El segundo pico está influenciado por soja de segunda y maíz tardío en julio. Finalmente, la cosecha de trigo, girasol y cebada impactan en el mes de diciembre».

Fuente: Argentports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *