Residuos peligrosos en Puerto Rosario.

Según un informe pericial que fue realizado a requerimiento del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina (PFA), por órdenes del juez federal Marcelo Bailaque, en el marco de una denuncia penal contra esa empresa interpuesta por ambientalistas.

juez federal Marcelo Bailaque,

En el informe, los peritos del laboratorio químico de la PFA comprobaron “la presencia de hidrocarburos parafinas lineales, similares a los aceites minerales utilizados en motores, maquinarias, etcétera, que se hallan contemplados en la Ley de Residuos Peligrosos en el predio de la empresa Terminal Portuaria Rosario”.

Otro análisis encontró en las muestras recolectadas del suelo de la empresa, “cadmio, plomo y cromo en concentraciones superiores a las permitidas en el uso industrial que son consideradas residuos peligrosos por tratarse de sustancias ecotóxicas”.

A su vez, se determinó que dos muestras contienen “80% de material carbonoso, compatible con carbón de coke o petcoke”.

El abogado querellante, Fabian Maggi, dijo que “el informe confirma que las muestras tomadas en el predio de la empresa tienen presencia de metales pesados por encima de los niveles permitidos en la normativa y en todas ellas encontraron alto porcentaje de un derivado del petróleo muy nocivo conocido como petcoke”.

“Ese residuo se utiliza en algunos tipos de industria como combustible por su bajo valor, pero es muy sucio y de muy alto impacto ambiental”, explicó Maggi.

“A eso hay que agregarle la preocupante presencia de plomo y mercurio porque la peligrosidad es extrema por la forma en que se esparcen en el ambiente al estar depositados a cielo abierto a merced del viento y la lluvia”, resaltó el abogado.

A su vez, consideró que “este puerto cometió la conducta altamente temeraria de manipular petcoke a granel en la misma unidad portuaria en la que se manipula alimentos como azúcar sin embolsar y subproductos de soja y trigo”.

Si bien ya había una medida cautelar que ordenó el cese en la utilización del sector del puerto en donde se acopiaba el petcoke, la medida no fue cumplida, confirmaron a este medio fuentes judiciales.

En ese sentido, Maggi adelantó que “ahora desde la ONG Cuenca del Río Paraná vamos a profundizar con medidas más severas en atención a que los resultados de laboratorio son alarmantes”.

Se logró detectar la presencia de contaminantes gracias a la magistral labor científica de la división de Delitos Ambientales de la PFA”, destacó el abogado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *