Terminales Rosarinas perdieron cargas a mano de los puerto bonaerenses bonaerenses

En siete meses de 2020, las terminales rosarinas cargaron menos cereales que en el mismo periodo de 2019. Como contrapartida, crecieron los embarques de Bahía Blanca y Quequén

La bajante del río Paraná agravo las dificultades de encalladuras de buques en el Gran Rosario, imponiendo ajustes logísticos que incluyeron menor carga en puertos fluviales que fueron tomados por Buenos Aires.

En mayo el nivel del agua en Rosario descendió hasta 0,08 metros, un mínimo que no se registraba desde 1971, justo en uno de los meses de mayor actividad de embarques debido al ingreso de la cosecha gruesa. Esto llevó a que se registraran 14 buques varados en distintos tramos del río, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

La bajante condicionó el transporte fluvial de barcazas que bajan granos desde el norte del país y Paraguay en varios períodos del año, y limitó en muchos casos la capacidad de carga de los 21 puertos despachantes de granos, aceites y subproductos ubicados sobre el río, desde Timbúes (al norte) hasta Arroyo Seco (al sur).

Promedio mensual de toneladas cargadas por buque
Promedio mensual de toneladas cargadas por buque

Como consecuencia, tomando como ejemplo las cargas del maíz informadas por la agencia marítima NABSA, se tiene que en siete de los doce meses del año 2020 el promedio de toneladas cargadas por buque en puertos del Up-river estuvo por debajo del mismo registro mensual en 2019. Desde febrero hasta agosto inclusive, el promedio de toneladas de maíz puestas en buques en terminales portuarias fluviales fue inferior a los promedios de carga de 2019 en un rango de 1-16%.

En mayo, un mes crítico por el bajo nivel de las aguas, los buques maiceros cargaron en promedio 2.700 toneladas menos que en igual mes de 2019 (-9%). Sólo en los meses de verano, cuando el Paraná generalmente alcanza su máximo caudal, el promedio mensual de cargas de maíz por buque mejoró las marcas del año 2019.

En contrapartida a la reducción del tonelaje puesto en buques en puertos del Gran Rosario, se observó un consistente aumento del volumen promedio de maíz que se cargó en los puertos marítimos del sur de Buenos Aires. Tomando la misma fuente, en nueve de los doce meses del año 2020 el promedio de cargas de maíz por buque superó al registro de 2019 en las terminales portuarias de Bahía Blanca y Quequén.

Promedio de días entre amarre y zarpe de buques
Promedio de días entre amarre y zarpe de buques

Durante mayo, el tonelaje promedio de maíz elevado a buques en estos puertos fue un 38% superior al promedio cargado en igual mes de 2019. Así, en mayo de 2020 los buques que embarcaron maíz en Bahía Blanca y Quequén cargaron, en promedio, 7.400 toneladas más que en mayo de 2019.

Estas variaciones relativas de cargas en los dos principales complejos exportadores para la agroindustria (Gran Rosario y sur de Buenos Aires) ejemplifican los ajustes logísticos que implementó toda la cadena en 2020. 

En reiteradas ocasiones tuvo que reducirse el volumen cargado en el Gran Rosario para asegurar la circulación exitosa de los buques por el río Paraná, completando una mayor proporción de carga de lo habitual en las terminales ubicadas en Bahía Blanca y Quequén, de aguas más profundas.

Es en diciembre de 2020 cuando se observa un contundente aumento en el tiempo de permanencia de los buques en puerto. En este caso, los retrasos no se derivan del bajo nivel de las aguas sino de la paralización en la actividad industrial y portuaria que impuso el paro gremial. Como consecuencia del cese forzado de actividades, que se prolongó durante 20 días en las terminales portuarias, el tiempo promedio que tarda un buque desde amarre hasta zarpe se duplicó en diciembre de 2020 con respecto al promedio mensual del año anterior.

Fuente: Nota publicada por Economía & Negocios – ECOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *