Arriba al Puerto de Punta Quilla una nueva turbina para las represas sobre el río Santa Cruz

Arribó al puerto santacruceño de Punta Quilla la segunda turbina para la Central Hidroeléctrica Gobernador Jorge Cepernic, la que llegó junto a numerosos componentes electromecánicos para esta obra y para la represa Presidente Néstor Kirchner.

Los elementos fueron movilizados a bordo del buque de carga general Star Lysefjord, registrado bajo el pabellón de Noruega. El medio de transporte inició su travesía rumbo a Argentina desde el puerto chino de Shanghái, lo que aconteció el día 31 de agosto.

En concretó, ya se encuentran en territorio argentino los componentes completos de la segunda turbina Kaplan y buena parte de un tercer equipo generador que llegaron a la terminal de Punta Quilla, en Puerto Santa Cruz.

Se contempla que en los próximos días se comience a trasladar el equipamiento al complejo hidroeléctrico que se construye sobre el río Santa Cruz, el que tendrá una potencia de 1.300 Mw en total cuando esté en pleno funcionamiento.

La obra se lleva adelante con una inversión de USD 4.714 millones y se encuentra financiada íntegramente por el Estado chino, y por el cual en breve se espera la firma de la adenda del acuerdo bilateral que permitirá en las primeras semanas de noviembre un desembolso por USD 517 millones, el que se sumarán a los USD 524 millones transferidos en junio último.

Al respecto, Agustín Gerez, el presidente de la empresa Energía Argentina que tiene a su cargo la construcción, destacó que “la llegada de este equipamiento, y los más de 2.800 trabajadores que tenemos en este momento en actividad en la obra, demuestran el fuerte impulso que se le está dando a este proyecto”.

El funcionario resaltó “las gestiones que realizó el ministro (de Economía, Sergio) Massa para reactivar los desembolsos de la República Popular China”, y explicó que “es un obra con claro sentido federal porque permitirá producir desde el sur de la Patagonia energía limpia y renovable para todos los argentinos”.

Una comitiva de autoridades y representantes de la empresa estatal Energía Argentina, del gobierno de la provincia de Santa Cruz y de la empresa UTE Eling-Gezhouba -contratista de la obra- supervisaron el inicio del proceso de descarga de los materiales, la que se extenderá a lo largo de la actual semana.

Todos los equipos serán trasladados en camiones y carretones a los respectivos obradores, en un operativo logístico que demandará el corte parcial de rutas y caminos por motivos de seguridad vial y el volumen de los equipos.

Desde Punta Quilla se deberá cubrir una distancia de 160 kilómetros hasta el sitio de obras de la represa Jorge Cepernic y 220 kilómetros en el caso de la represa Néstor Kirchner.

Las operaciones de descarga demandaron la contratación de 100 personas de manera adicional a la dotación habitual portuaria patagónica.

En el inicio de la descarga estuvieron presentes por Energía Argentina, Mario Metaza, miembro del directorio de la empresa estatal, y Gastón Dalla Cía, director de Obras y Proyectos.

También Daniel Copertari, secretario de Estado en la Coordinación Provincial de Aprovechamientos Hidroeléctricos de Santa Cruz, Néstor González, intendente de Puerto Santa Cruz, además de Yuan Zhixiong, miembro del Comité Ejecutivo de la UTE y Mariano Musso, director de Relaciones Institucionales, entre otros.

La turbina de tipo Kaplan, con una potencia de 120 MW (megavatios), diseñada y fabricada especialmente para la central Jorge Cepernic según normas internacionales.

La carga, de un total de 6.800 toneladas, se completa con componentes de la turbina 3 de la represa Cepernic y de elementos para la represa Néstor Kirchner, entre los que se destacan compuertas para el vertedero, ataguías (estructuras metálicas necesarias durante la operación y mantenimiento de las obras) y rejas para la toma de agua de la casa de máquinas.

El complejo hidroeléctrico que se construye sobre el río Santa Cruz tendrá una potencia instalada de 1.310 MW, de los cuales corresponden 360 MW serán generados por la central Cepernic y los 950 MW restantes por la represa Presidente Néstor Kirchner.

La obra permitirá un ahorro anual de 1.500 millones de dólares por sustitución de importación de combustibles líquidos y genera durante su construcción 20.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Fuente: Agencia Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *