Cayeron casi un 30% los desembarques de langostino en Madryn, y el puerto de Rawson registró una zafra récord

Desde enero de 2023 hasta fines de agosto, las descargas pesqueras descendieron, a nivel nacional, un 4,8% con relación al mismo período de 2022. El reciente informe difundido por CAPECA señala que los desembarques de las principales especies se redujeron, en comparación con los primeros ocho meses de 2022. El calamar illex descendió un 8,4%, el langostino un 5,6% y la merluza hubbsi un 2,3%.

Por otro lado, todos los desembarques provinciales registraron caídas: hubo fuertes retrocesos en Río Negro (-46,3%) y Tierra del Fuego (-27,1%), mientras que en Buenos Aires la merma fue de -4%, en Santa Cruz -6,3% y en Chubut, -1,8%.

En el caso de las descargas en los muelles de Madryn, discriminadas por especies, entre enero y agosto de 2022 se descargaron unas 37.325 toneladas el Illex calamar, mientras que en carácter interanual, este 2023 se registraron 33.127 toneladas, evidenciando una caída del 11,2%.

Para la merluza hubbsi, en los primeros ocho meses del año pasado se descargaron 10.444 toneladas, y en el año en curso se alcanzó un total de 12.319 toneladas. Ello plantea una suba del 18%.

La información más llamativa es que los desembarques de la especie de langostino Pleoticus muelleri, evidencian un total de 65.839 toneladas descargadas entre enero y agosto de 2022 en Puerto Madryn, mientras que en el mismo periodo del año en curso, se contabilizan 46.537 toneladas, marcando una baja del 29,3%.

A excepción de Rawson, que registra una zafra récord de capturas en aguas provinciales del 54,3%, el análisis de CAPECA indica que los desembarques cayeron en todos los demás puertos. También en Mar del Plata, la caída de las descargas para todas las especies es del 5,2%; en Puerto Madryn del 19,1%; en Puerto Deseado del 13,3% y en Ushuaia, del 27,1%,, totalizando una merma del 5,8% en términos nacionales entre enero y agosto de 2023, comparado con el mismo período del año anterior.

Al respecto, una de las principales fuentes de referencia del sector pesquero en Chubut explicó a Canal 12 que “el récord de capturas, por ejemplo, de Rawson, no necesariamente se tradujo en precios ya que, como ocurre en todo el mercado, cuando hay mayor abudancia los precios decaen y también ocurre que los precios están deprimidos en los mercados internacionales, además de que los costos argentinos, por la inflación, son altos. Con un dólar retrasado, la rentabilidad está casi al límite”.

A su vez, agregó: “La temporada de aguas nacionales no ha sido positiva, si bien la de Chubut ha sido exitosa. Pero en el caso de las nacionales, se notó una caída fuerte

Puntualmente en Puerto Madryn, donde se descarga lo que se pesca en aguas nacionales, la caída de langostino puede haber ocurrido por varias cuestiones: el cambio de temperatura, la dispersión del langostino, que hace que sea más difícil encontrarlo, y además el hecho de que este año ha habido muchos días de mal clima, lo que provoca que la flota tenga que replegarse y, al volver, el langostino ya no está y tienen que salir nuevamente a buscarlo”, señaló.

Fuente: Canal 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *