EE.UU. se expande bajo el mar: adquirió una superficie equivalente a toda la Patagonia argentina

Estados Unidos expandió su territorio submarino en casi 1 millón de km². La ampliación protege sus derechos sobre los recursos marinos y destaca la estratégica incorporación del Ártico.

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) establece que todos los países tienen derecho a una plataforma continental de al menos 200 millas náuticas (370 km) desde su línea de base costera. Sin embargo, los países pueden presentar una solicitud a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas para extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas, si pueden demostrar que su margen continental se prolonga naturalmente más allá de ese límite.

Este es el caso de Estados Unidos de América, que aumentó silenciosamente su superficie en casi 1 millón de kilómetros cuadrados al expandir su plataforma continental. Esta extensión es prácticamente equivalente a toda la Patagonia argentina o el doble de la superficie de España.

La plataforma continental es una zona de aguas territoriales sobre la que un país tiene soberanía completa. Al extenderla, esa nación adquiere el derecho a explorar ese territorio y a explotar los recursos naturales, como petróleo, gas natural, minerales y peces.

Estados Unidos es una importante nación marítima con la zona económica exclusiva más grande del mundo, y este paso histórico protege sus derechos soberanos sobre vastas áreas submarinas adicionales.

El Departamento de Estado de Estados Unidos (DOS) incluyó en sus mapas las áreas marinas sumergidas – por fuera de las 200 millas náuticas- de seis regiones en el Atlántico (costa este), el Ártico, el Pacífico (costa oeste), el Mar de Bering, las Islas Marianas y el Golfo de México. “La plataforma continental es la extensión del territorio terrestre de un país bajo el mar. Al igual que otros países, Estados Unidos tiene derechos según el derecho internacional para conservar y gestionar los recursos y hábitats vitales en y bajo su plataforma”, dijo el Departamento en un comunicado.

La adquisición más grande es la del Ártico, cuya plataforma se extendió una distancia de 350 millas náuticas (648 km) al este y más de 680 millas náuticas al oeste (1.260 km) desde las líneas de base del mar territorial de los Estados Unidos. Al definir estos límites, el país lleva a cabo su política ártica establecida en la Estrategia Nacional para la Región Ártica.

Aunque por el momento estos nuevos límites no presentan conflictos con Rusia, si se superponen parcialmente con áreas de las plataformas de Canadá, las Bahamas y Japón.

El proceso de presentación de una solicitud a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental es complejo y costoso. Los países deben proporcionar a la Comisión pruebas científicas que demuestren la extensión de su margen continental.

La recopilación de estas evidencias estuvo a cargo de un equipo de trabajo compuesto por 14 agencias del gobierno de EEUU, entre los que se encuentran la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Desde el 2003, los especialistas recopilaron datos sobre la profundidad, la forma y las características geofísicas del lecho marino y el subsuelo.

«Cuarenta misiones en el mar, yendo a áreas que nunca antes habíamos explorado, encontrando montes submarinos enteros que ni siquiera sabíamos que existían», dijo el director de proyectos del Departamento de Estado, Brian Van Pay. “Y si se suma todo el tiempo que nuestros científicos pasaron en el mar, son más de tres años sumergidos de recopilación de datos”.

Hasta la actualidad, 75 países han presentado sus pruebas a la CONVEMAR y extendieron su territorio. Sin embargo, EEUU es la primera vez que lo hace. “En un mundo donde el cambio climático y la protección del medio ambiente están a la vanguardia de los intereses políticos, Estados Unidos también tiene la capacidad de tomar una decisión política para conservar estas áreas, así como para avanzar en el estudio y la exploración científica en regiones de aguas profundas que no están bien mapeadas o comprendidas”, explicaron desde las agencias.

Por Cindy Fernández para MEORED

Referencia de la noticia:

Announcement of U.S. Extended Continental Shelf Outer Limits, Departamento de Estado de EE.UU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *