«El Niño» surge como esperanza para los buques Panamax que transportan granos argentinos

A pesar de los desafíos que enfrenta Argentina como importante proveedor de granos, queda un rayo de esperanza, puesto que el país tiene el potencial de experimentar una recuperación notable, señala el último reporte de BRS Dry Bulk en el que se sostiene que la transición de un año de “La Niña” a un año de «El Niño» promete restaurar los niveles de humedad del suelo y revitalizar los cultivos de invierno y verano. 

De acuerdo con el informe, “este resurgimiento promete mejores resultados de producción, mayores inversiones, mejor calidad de los cultivos y un aumento de la actividad en el segmento Panamax. De manera alentadora, las proyecciones del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) indican un aumento en las exportaciones (con un promedio del 95% en trigo, maíz y soja) para el próximo año comercial 2023-24”. 

De acuerdo con la publicación, estos pronósticos se alinean más estrechamente con años anteriores, antes del im

pacto de la sequía de este año. Además, indica que sirve como un recordatorio de que “no se ha perdido toda esperanza, y que tiempos mejores y una navegación más tranquila están en el horizonte”.

En el 2021 Argentina embarcó el mayor volumen de granos en la historia. Los embarques de granos desde puertos argentinos totalizaron 60,66 Mt, un récord histórico.

Desarrollo de la cosecha

Por ahora, la producción decreciente del país se refleja en la caída de las exportaciones de granos según datos de MS Marine que implican que, durante el primer semestre de 2023, los envíos de granos argentinos se desplomaron un 54% interanual. A continuación, el detalle:

Trigo

Las expectativas iniciales de una cosecha de 22,5 millones de toneladas en junio de 2022 en Argentina se hicieron añicos, con solo 12 millones de toneladas cosechadas. De estas, 7 millones de tm se consumirán internamente, mientras que 5 millones de tm se exportarán a otras partes de América del Sur. 

No obstante, la transición a un año de «El Niño» tiene el potencial de mejorar las condiciones de humedad que podrían apoyar una recuperación agrícola y reforzar los desempeños de cultivos futuros. Por lo tanto, si los patrones de «El Niño» persisten, se espera que la producción de trigo supere los 20 millones tm en el año comercial 2023-24.

Soja

Los cultivos de soja argentinos sufrieron daños significativos debido a la sequía de verano y una helada tardía en febrero. Las estimaciones actuales para el año comercial 2022-23 de 25 millones de tm representan un ajuste a la baja de aproximadamente el 51% en comparación con las estimaciones iniciales y una disminución del 43% con respecto a la cosecha del año pasado, a pesar de que el área sembrada permaneció prácticamente sin cambios. 

Las trituradoras locales enfrentan desafíos para obtener suficientes granos para sus instalaciones de procesamiento y, por lo tanto, han aumentado sus compras de Paraguay y Brasil y para sostener al sector, serán necesarias importaciones de al menos 10 millones de tm en los próximos 9 o 10 meses.

Maíz

Las estimaciones iniciales de producción de 44-45 millones de tm se han reducido en un 30%, y las proyecciones actuales ascienden a 32 millones tm. No se anticipan cambios significativos en las cifras de cultivos en el futuro. Las estimaciones sugieren que la demanda interna puede alcanzar aproximadamente 15 millones de tm este año, superando los 11-12 millones habituales. 

Impacto en el segmento granelero   

Los Panamax aparentemente enfrentan vientos en contra más fuertes. Según los datos de MS Marine, estos buques manejan aproximadamente el 50% del tonelaje de granos. Sin embargo, en el primer semestre de 2023, los volúmenes transportados experimentaron una disminución de aproximadamente 14% en comparación con el período correspondiente en 2022, pasando de 40,3 millones de tm a 34,9 millones de tm.

Además, la caída considerable en los volúmenes de granos de Argentina ha disminuido significativamente las toneladas-milla de los graneleros Panamax. La severa sequía de principios de este año provocó la pérdida de casi 50 millones de toneladas de cereales. En tanto, las toneladas/milla desde Argentina han declinado un 57% en comparación al año pasado.    

Durante mayo y junio, es habitual que la participación de granos argentinos transportados por la flota global Panamax se ubique entre un 3,5% y 4%. Sin embargo, la situación actual muestra una caída importante, ubicándose la cifra en aproximadamente 1,4% a junio.

Por MundoMaritimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *