¿Hasta donde vamos a llegar? Empresa noruega adquiere un nuevo dron para optimizar pesca en la Antártida

El Mariner USV, el primer dron de su clase, optimizará la pesca de krill y contribuirá a reducir las emisiones utilizando big data. Aker BioMarine está listo para desplegarlo en la Antártida, lo que contribuirá a impulsar la pesca de krill.

La compañía Aker BioMarine sorprende nuevamente con la llegada del Mariner USV, que significa vehículo de superficie no tripulado, el cual fue fabricado por Maritime Robotics, una empresa que está revolucionando el espacio oceánico con soluciones innovadoras no tripuladas. Fue entregado a la compañía a principios de este mes.

El vehículo no tripulado, de seis metros de largo, está equipado con una serie de sensores integrados y se utilizará tanto en la búsqueda de krill como para recopilar datos para la investigación y la cartografía de poblaciones. A finales de año, el dron estará estacionado en el campo de pesca de la Antártida.

«Es un gran día para nosotros, ya que hemos trabajado durante mucho tiempo para poner en marcha una solución de este tipo. El USV dará sin duda un impulso a la industria pesquera. Y con la ayuda de los macrodatos, hará más fácil asegurar y estabilizar la disponibilidad de nuestra materia prima. Simplemente, contribuirá a que la pesca sea más «inteligente». El USV también ayudará a nuestros buques a navegar de forma más eficiente, lo que reducirá nuestra huella de CO2″, afirmó el CEO de Aker BioMarine, Matts Johansen, una de las mayores empresas pesqueras de Noruega.

«Elegimos a Maritime Robotics por su competencia técnica y su experiencia, y su USV proporciona una plataforma fiable y flexible», explicó el ejecutivo.

El primero de su clase

Es la primera vez que se utiliza este tipo de USV en un caladero noruego. Se construyó para resistir las condiciones extremas de la Antártida, con climas rigurosos y largas distancias que recorrer.

«Para adaptar este USV a las necesidades de Aker BioMarine, tuvimos que desarrollar varias funciones, como alertas avanzadas, descongelación y sistemas de comprensión de la situación. Además, tiene el doble de tiempo de funcionamiento que un Mariner estándar», afirmó el responsable del producto de la clase de USV Mariner en Maritime Robotics, Eirik Moholt

Moholt ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo y la producción del USV, así como en la formación de la tripulación que utilizará el buque en la pesca del krill.

«Todos los sistemas de control, sistemas de seguridad y rutinas de mantenimiento están adaptados para operaciones no tripuladas. Aker BioMarine tiene una capacidad operativa única que se pone de manifiesto en su inversión y enfoque para una industria pesquera más ecológica mediante el uso de USVs en sus operaciones», destacó.

Los macrodatos harán más precisa la pesca

El nuevo dron formará parte de la búsqueda de krill basada en datos de la empresa. Explicado de forma sencilla, información como los datos meteorológicos y las imágenes por satélite proporcionan a la tripulación a bordo de los pesqueros indicaciones de dónde podría haber krill. Basándose en esto, se envía el USV para confirmar que hay krill en el lugar.

«Si el USV confirma que efectivamente hay krill en el lugar, enviaremos barcos de pesca. Esto nos permite ahorrar tiempo buscando krill con el pesquero y, lo que es más importante, nos ayuda a evitar emisiones innecesarias de los grandes pesqueros», afirmó el SVP Vessels Operations, Frank Grebstad. 

El dron es una continuación del trabajo que la empresa ha realizado en los últimos años para optimizar sus operaciones pesqueras. Entre otras cosas, Aker BioMarine ha probado poco a poco el concepto de utilizar los sensores de la flota para reducir los días de búsqueda.

«Hemos utilizado nuestro buque de aprovisionamiento, el Antarctic Provider, como dron en algunas ocasiones. Al igual que el USV, el Antarctic Provider está equipado con varios sensores integrados que se han utilizado para investigar la presencia de krill en otros caladeros cercanos. Esto ha dado como resultado una captura más estable, además de reducir los días de búsqueda. Se ha convertido en una ‘prueba de concepto’ para la empresa», añadió.  Grebstad.

«Al disponer de un dron para la búsqueda durante todo el año, podremos beneficiarnos de ello a una escala totalmente distinta. Durante los tres últimos años, tuvimos una media de 60 días de búsqueda. Con el USV, tendremos una visión general de una zona de búsqueda considerablemente mayor. Esto nos dará la oportunidad de hacer elecciones más estratégicas de las zonas de pesca, lo que a su vez se espera que reduzca el número de días de búsqueda», sostuvo el EVP Offshore Supply Chain, Webjørn Barstad.

Creación de una flota de drones

A principios de 2020, Aker BioMarine lanzó Sailbuoy, un dron de vela no tripulado y propulsado por energía solar. Y durante los últimos años, el Sailbuoy ha recopilado datos detallados sobre la biomasa de krill en la Antártida. Ahora, Aker BioMarine está avanzando en sus iniciativas basadas en drones, y el USV de Maritime Robotics dará a Aker BioMarine una ventaja científica significativa durante las operaciones en la Antártida.

«El dron oceánico y el Sailbuoy son los primeros pasos en la estrategia de drones de la empresa. Se complementan mutuamente. Mientras que el Sailbuoy es más adecuado para búsquedas a grandes distancias, a menudo lejos de la flota de krill, el USV será más eficaz en distancias cortas y para búsquedas más detalladas», asesguró Barstad.

Fotografías: Aker BioMarine – Fuente: acua.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *