Industria naval paraguaya amplía su capacidad y potencia el comercio internacional

Con la construcción del mayor buque portacontenedores que tendrá la hidrovía Paraguay – Paraná y de unas 20 barcazas carga seca y tanqueras, se potenciará el comercio internacional, posicionando a nuestro país en lo más alto de toda la región.

Autoridades de la Dirección de Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), visitaron esta semana los astilleros responsables de estos emprendimientos de gran envergadura para el país. “Es un orgullo para la industria naval porque estas obras serán las que conecten nuestro comercio al mundo. A Paraguay llegarán en 1.000 contenedores productos fabricados en otros continentes”, destacó Patricio Ortega, director de la Marina Mercante. 

En el Astillero Aguapé de Asunción se está construyendo un buque denominado “Don Toyo”, que será el de mayor porte y capacidad que tendrá toda la hidrovía.

Este proyecto, además, incorpora la más alta tecnología de navegación y sistemas de máquinas en el sector naval. 

Asimismo, en el Astillero Chaco Paraguayo, en Villa Hayes, se están construyendo 20 barcazas, carga seca y tanqueras, que contribuirán a posicionar el transporte fluvial como una alternativa efectiva para la industria. 

Dicha embarcaciones se están ensamblando en los astilleros Aguapé y Chaco Paraguayo, respectivamente.  

En Paraguay hacemos trabajo de primera calidad, con certificación de empresas internacionales, y con mano de obra capacitadad, generando fuente de trabajo en el sector”, resaltó el titular de la Marina Mercante.

Con el buque “Don Toyo” que tiene unas dimensiones de 120 metros de eslora y 30 metros de manga y 3.000 HP, la industria naval paraguaya marca un hito importante, ya que estas características e inversión demuestran su apuesta al desarrollo de todo el sector naviero paraguayo. El proceso de construcción durará aproximadamente un año para su puesta a flote.

En cuanto a las tareas en el Astillero Chaco Paraguayo,  Ortega señaló que una vez finalizadas las construcciones de embarcaciones, serán documentadas en la Marina Mercante para su posterior abanderamiento por parte del MOPC. Una vez que cuenten con su matrícula ya estarían operando en la hidrovía Paraguay – Paraná, para la transportación de productos. 

Desde la Marina Mercante venimos trabajando para brindar seguridad jurídica para que estos trabajos sigan funcionando y se sigan desarrollando, de manera que la industria naval que hoy está en auge, continúe y tenga mayores impactos para nuestro país”, concluyó el director.

Fuente: Ministerio de Obras Públicas y Comunicacion de Paraguay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *