Investigan si una decena de lobos marinos de Necochea murieron por influenza aviar

Las muertes se produjeron en la colonia ubicada dentro de la terminal portuaria, en la Escollera Sur, donde suelen habitar cerca de 400 ejemplares. El Senasa analizará muestras de tejidos para precisar si están relacionadas o no con la enfermedad.

Profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) trabajaban este martes en la ciudad balnearia de Necochea para precisar las causas del fallecimiento de una decena de lobos marinos en el puerto local, y en las próximas horas se realizarán pruebas para determinar si se debe a posibles contagios de influenza aviar, informaron fuentes oficiales.

Las muertes se produjeron en la colonia ubicada dentro de la terminal portuaria, en la Escollera Sur, donde suelen habitar cerca de 400 ejemplares. 

A partir de este hecho, personal del Centro Regional Buenos Aires Sur del organismo centralizó el trabajo en el lugar, con la colaboración de la regional local del Consorcio Portuario, especialistas del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras de la Universidad Nacional de Mar del Plata y el Conicet.

Prefectura Naval Argentina cerró esta mañana el acceso al tránsito en ese sector de la escollera.

Fuentes del Senasa indicaron que en las próximas horas se tomarán muestras de algunos de los animales muertos para que sean analizadas en el Laboratorio Nacional de Referencia del organismo, en la localidad bonaerense de Martínez.

Los estudios buscarán establecer las causas de las muertes, y precisar si están relacionadas o no con un posible brote de influenza aviar. 

La última semana, fue analizado un lobo marino en Mar del Plata, a partir de una serie de síntomas advertidos por profesionales del Aquarium local compatibles con esta enfermedad, pero el resultado dio negativo. 

Días atrás, en tanto, se confirmó que la muerte de al menos siete ejemplares de este tipo de mamíferos marinos estaba vinculada a esta enfermedad en la reserva costera de la ciudad fueguina de Río Grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *