La Argentina es reconocida mundialmente por su patrimonio zoofitosanitario

 En el 9 de julio, un nuevo aniversario de la Declaración de la Independencia en nuestro país, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) pone en valor la tarea primordial que se lleva adelante en todo el territorio desde el Estado nacional, y junto al sector agroalimentario, para la preservación del estatus zoofitosanitario de la Argentina.

Los reconocimientos internacionales zoofitosanitarios otorgados a la Argentina contribuyen a cuidar la salud pública y fortalecer las economías regionales para llegar con productos argentinos al mercado interno y al mundo. En tal sentido, los programas que ejecuta el Senasa representan el sustento sanitario para el desarrollo de las producciones agropecuarias de la Argentina.

Asimismo, el país mantiene un patrimonio que resguarda y fomenta el crecimiento del agro a través de la prevención, el control y la erradicación de plagas y enfermedades, y de la certificación y fiscalización de las producciones. Los alimentos, animales, vegetales y productos agropecuarios que ingresan al país sin las medidas cuarentenarias y sanitarias correspondientes, ponen en riesgo la salud de la población, la producción agropecuaria, el cuidado del medioambiente, el trabajo y la economía de la Argentina.

Es así que el Senasa trabaja los 365 días del año en los puntos de ingreso al país, tales como los pasos fronterizos, con el objetivo de detectar productos que puedan poner en riesgo la producción agroalimentaria y la salud de nuestra población.

A continuación, se detallan los principales estatus sanitarios obtenidos por Argentina:

Zoosanitario
Reconocimiento oficial de país:
•libre de fiebre aftosa con dos zonas donde se aplica la vacunación y tres zonas donde no se aplica;
•con riesgo insignificante de encefalopatías espongiformes bovinas;
•históricamente libre de peste de los pequeños rumiantes;
•históricamente libre de peste bovina;
•históricamente libre de peste equina;
•libre de perineumonía contagiosa bovina;
•libre de peste porcina.

Fitosanitario
El trabajo del Senasa permite que la Argentina sea reconocida internacionalmente como país libre de plagas vegetales que dificultan el comercio exterior como la polilla esponjosa (Lymantria dispar), chinche apestosa (Halyomorpha halys), chinche pintada (Bagrada hilaris), gorgojo khapra (Trogoderma granarium), entre otras.

Asimismo, ha alcanzado el reconocimiento de áreas libres dentro del país para plagas cuarentenarias presentes como mosca de los frutos, HLB y la polilla de la vid (Lobesia botrana).

En definitiva, el rol clave del Senasa permite exportar la producción agropecuaria a los mercados más exigentes y fortalecer el desarrollo de las economías regionales. Tomar conciencia de su importancia es clave, ya que todas y todos podemos colaborar para prevenir el ingreso de plagas y enfermedades.

Todos los 9 de julio, en nuestro país, son una celebración patriótica, ya que se conmemora el día en que se firmó la Declaración de la Independencia de la República Argentina, lo que nos da la oportunidad de resaltar la labor que día a día las y los argentinos llevamos a cabo con el objetivo de proteger, promover y potenciar nuestro desarrollo como Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *