La eliminación de las retenciones no alcanza a la industria pesquera

El Gobierno nacional formalizó ayer la eliminación de las retenciones para las economías regionales. Según indicó el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, se reducirían a cero las retenciones a la exportación de productos provenientes de distintas regiones del país.

La iniciativa busca aliviar la carga fiscal en alrededor de US$ 180 millones, beneficiando a productores en 17 provincias argentinas, si bien establecía a la pesca desde el anuncio, finalmente la industria no quedo alcanzada por la medida en la reglamentación.

El anuncio de Massa se basa en el Decreto 462/2023, el cual actualiza la aplicación de los derechos de exportación para 371 posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur. Estos cambios llevarán las retenciones al 0% para ciertos productos.

No obstante, es importante destacar que la disposición no abarca a productos o subproductos de langostino, merluza ni calamar. Únicamente, se menciona al “sábalos y pescados secos” en el anexo del Decreto 462.

En paralelo, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, se unió al anuncio del candidato presidencial y destacó que la eliminación de los derechos de exportación para productos y subproductos de las Economías Regionales busca impulsar la generación de empleo y mejorar la competitividad de las cadenas agroalimentarias en Argentina. Bahillo mencionó que esta medida representa un alivio fiscal significativo para productores en todo el país, especialmente tras enfrentar una histórica sequía.

Junto a Sergio Massa anunciamos la eliminación de los derechos de exportación para productos y subproductos de las Economías Regionales para priorizar la generación de trabajo e impulsar la competitividad de las cadenas agroalimentarias.

Juan José Bahillo

Sin embargo, cabe señalar que esta eliminación de retenciones no se aplicó a ningún producto de la industria pesquera. A pesar de que previamente la actividad pesquera exportadora había sido incluida en la categoría de “Economías Regionales” en el llamado “dólar agro”, esta categorización no fue utilizada en esta ocasión por el ministro Massa.

El Programa de Incentivo Exportador (PIE) había llevado inicialmente el tipo de cambio a 300 pesos en abril, luego a 340 pesos, pero la devaluación posterior a las elecciones primarias dejó el dólar oficial en 350 pesos. Esto significa que el beneficio para el sector exportador se vio limitado.

Además, el aumento significativo de los costos internos, en particular el del combustible, que es un insumo clave para la industria pesquera, se elevó en un 28 por ciento. Esto resulta en que la devaluación no haya tenido un impacto positivo para los exportadores en el sector pesquero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *