La OMI propone que el 10% del transporte marítimo utilice combustible de emisiones 0 en el 2030

Los Estados Miembros de la OMI, reunidos en el comité de protección del medio marino (MEPC 80), han adoptado la Estrategia del 2023 de la OMI sobre la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques, con objetivos reforzados para hacer frente a las emisiones perjudiciales. El MEPC 80 se reunió del 3 al 7 de julio de 2023 en la sede de la OMI en Londres. Asistieron alrededor de 1.800 delegados (en persona y a distancia).

La Estrategia revisada de la OMI sobre los gases de efecto invernadero (GEI) incluye una mayor ambición común de alcanzar unas emisiones netas nulas de GEI cerca de 2050, así como el compromiso de garantizar la adopción de combustibles alternativos con emisiones nulas o casi nulas de GEI de aquí al 2030, y puntos de control indicativos para el 2030 y el 2040.

El secretario general de la OMI, Kitack Lim, declaró: «La adopción de la Estrategia 2023 de la OMI sobre los gases de efecto invernadero es un acontecimiento monumental para la OMI y abre un nuevo capítulo hacia la descarbonización marítima. Al mismo tiempo, esto no es el objetivo final, si no que es en muchos sentidos un punto de partida para las labores que deben intensificarse aún más en los años y décadas que tenemos por delante. Sin embargo, con la Estrategia revisada que ahora han acordado, tenemos una dirección clara, una visión común y unos objetivos ambiciosos que nos guiarán para ofrecer lo que el mundo espera de nosotros».

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha adoptado una estrategia revisada para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo internacional.

«Sobre todo, es especialmente significativo contar con el apoyo unánime de todos los Estados miembros. En este sentido, creo que tenemos que prestar más atención al apoyo a los países en desarrollo, en particular los PEID y los PMA, para que nadie se quede atrás», afirmó.

Estrategia de 2023 de la OMI sobre la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques: (la Estrategia de 2023 de la OMI sobre los GEI) representa la continuación de la labor de la OMI como órgano internacional competente para hacer frente a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes del transporte marítimo internacional.

Visión: La OMI sigue comprometida a reducir las emisiones de GEI procedentes del transporte marítimo internacional y, con carácter urgente, tiene por objetivo eliminarlas gradualmente en cuanto sea posible, aunque fomentando, en el marco de la Estrategia, una transición justa y equitativa. 

Niveles de ambición: Los niveles de ambición que guían la Estrategia de 2023 de la OMI sobre los GEI son los siguientes: 

1. La intensidad de carbono de los buques disminuirá mediante la mejora de la eficiencia energética de los buques nuevos

Examinar con el propósito de reforzar las prescripciones de proyecto de eficiencia energética para los buques;

2. La intensidad de carbono del transporte marítimo internacional disminuirá

Reducir las emisiones de CO2 por trabajo de transporte, como promedio para todo el transporte marítimo internacional, en al menos un 40% para el 2030, comparado con los niveles de 2008; 

3. La adopción de fuentes de energía, combustibles y/o tecnologías de emisiones nulas o casi nulas de GEI aumentará

La adopción de fuentes de energía, combustibles y/o tecnologías de emisiones nulas o casi nulas de GEI representará, como mínimo, el 5%, con el objetivo de llegar al 10%, de la energía utilizada por el transporte marítimo internacional para el 2030; y

4. Las emisiones de GEI procedentes del transporte marítimo internacional llegarán a ser netas nulas

Alcanzar el punto máximo de emisiones de GEI procedentes del transporte marítimo internacional lo antes posible y llegar a unas emisiones netas nulas de GEI a más tardar, es decir, para el 2050 o alrededor de esa fecha, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias nacionales, al tiempo que prosiguen los esfuerzos para su eliminación progresiva, tal como se pide en la Visión, en consonancia con el objetivo a largo plazo establecido en el artículo 2 del Acuerdo de París.

Puntos de comprobación indicativos: para alcanzar unas emisiones netas nulas de GEI procedentes del transporte marítimo internacional:

  1. Reducir el total de las emisiones anuales de GEI procedentes del transporte marítimo internacional en al menos un 20% esforzándose por alcanzar el 25 % para 2030, en comparación con el 2008; y
  2. Reducir el total de las emisiones anuales de GEI procedentes del transporte marítimo internacional en al menos un 70 % esforzándose por alcanzar el 75 % para 2040, en comparación con el 2008.

Conjunto de posibles medidas de reducción de los GEI a medio plazo

La Estrategia del 2023 sobre la reducción de las emisiones de GEI establece que, teniendo en cuenta los objetivos de reducción, deberían elaborarse y ultimarse un conjunto de posibles medidas que incluyeran:

  1. Un elemento técnico, a saber, una norma sobre combustibles para uso marítimo basada en objetivos que regule la reducción gradual de la intensidad en cuanto a GEI de los combustibles marinos; y
  2. Un elemento económico, sobre la base de un mecanismo marítimo de tarificación de las emisiones de GEI.

Se evaluarán los posibles elementos económicos observando criterios específicos que se tendrán en cuenta en la evaluación amplia de las repercusiones, con miras a facilitar la ultimación del conjunto de medidas.

Las medidas de reducción de GEI a medio plazo deberían promover eficazmente la transición energética del transporte marítimo y proporcionar a la flota mundial el incentivo necesario, contribuyendo al mismo tiempo a la igualdad de condiciones y una transición justa/equitativa.

Repercusiones para los Estados

La Estrategia señala que deberían evaluarse y tenerse en cuenta, según proceda, las repercusiones que tendría en los Estados una medida/combinación de medidas, antes de su adopción, de conformidad con el Procedimiento revisado de evaluación de las repercusiones de las posibles medidas en los Estados. Debería prestarse especial atención a las necesidades de los países en desarrollo, en particular los PEID y los PMA.

Obstáculos y acciones de apoyo; creación de capacidad y cooperación técnica; I+D

En la Estrategia, el Comité reconoce que los países en desarrollo, en particular los PMA y los PEID, tienen necesidades especiales por lo que respecta a la creación de capacidad y la cooperación técnica. Un apéndice proporciona una visión general de las iniciativas pertinentes de la OMI en apoyo de la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques.

Pasos siguientes

La Estrategia 2023 establece un calendario para la adopción del conjunto de medidas y la aprobación de la Estrategia actualizada del 2028 de la OMI sobre la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques:

  • MEPC 81 (primavera de 2024) – Informe provisional sobre la evaluación amplia de las repercusiones del conjunto de posibles medidas a medio plazo/ Ultimación del conjunto de medidas
  • MEPC 82 (otoño de 2024) – Informe ultimado sobre la evaluación amplia de las repercusiones del conjunto de posibles medidas a medio plazo
  • MEPC 83 (primavera de 2025) Examen de la medida a corto plazo que habrá de ultimarse para el 1 de enero de 2026
  • MEPC 84 (primavera del 2026) – Aprobación de medidas / Examen de la medida a corto plazo (EEXI y CII) que deberá completarse para el 1 de enero del 2026.
  • MEPC extraordinario de 1 o 2 días de duración (seis meses después del MEPC 83 – otoño de 2025) – Adopción de medidas

Plazos previstos:

  • MEPC 85 (otoño de 2026)
  • 16 meses después de la adopción de las medidas (2027) – Entrada en vigor de las medidas
  • MEPC 86 (verano de 2027) Inicio del examen de la Estrategia de 2023 de la OMI sobre los GEI
  • MEPC 87 (primavera de 2028)
  • MEPC 88 (otoño de 2028) Ultimación del examen de la Estrategia de 2023 de la OMI sobre los GEI con miras a la adopción de la Estrategia de 2028 de la OMI sobre la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques

Adopción de directrices para la evaluación de los GEI en el ciclo de vida

El MEPC adoptó las Directrices sobre la intensidad de los GEI en el ciclo de vida de los combustibles marinos (directrices LCA) para su consideración y adopción. Las directrices LCA permiten calcular las emisiones totales de GEI relacionadas con la producción y el uso de combustibles para uso marítimo desde el pozo hasta la estela, incluidos los factores de emisión «del pozo al tanque» y «del tanque a la estela».

Fuente: diarioelcanal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *