Los muelles activos de Santa Fe. Maíz partido, el secreto de un puerto que recupera su memoria productiva

Carlos Arese, titular del Ente Administrador de la estación fluvial santafesina, hace el balance de una gestión que deja operativa la terminal de contenedores.

El muelle granelero y el de combustibles trabajan normalmente; la terminal de contenedores está operativa como hace años no sucedía, aunque necesita enlaces a mercados globales para producción santafesina que lo requiere. Y el master plan hace crecer la ciudad junto al río. Carlos Arese ofreció a El Litoral una síntesis de su gestión como presidente del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe.

En el primer piso del tradicional edificio, en la cabecera de la dársena 1, Arese hace un reconocimiento. “Yo lo dije y lo voy a seguir repitiendo: no lo encontramos mal al puerto, estaba prolijamente administrado, estaba bien cuando lo recibimos. Pero estaba inactivo como puerto y ahí fue donde nosotros quisimos empezar a hacer foco«

“En julio del 2020 hicimos un primer embarque. Yo siempre cuento la historia de que fue un desastre, nos salió todo mal porque hacía muchos años que no había movimiento. Hasta ahí los elevadores estaban funcionando sólo para pocos camiones por día”.

Por entonces los silos, con capacidad para 52.000 toneladas (medidas en trigo, porque los volúmenes cambian según los granos) trabajaban para el transporte terrestre exclusivamente. “En el 2020 había cada vez más camiones que iban ingresando y empezamos a ver la posibilidad de exportar por vía fluvial”.

Se pusieron en valor las viejas instalaciones de la Junta Nacional de Granos con el asesoramiento de un ingeniero externo que explicó que el puerto tenía un “Rolls Royce, pero modelo ’50”.

Maíz partido desde una única máquina a tal fin, fue el producto para exportar a Uruguay y su demanda de alimentos para animales. Tres máquinas partidoras más y en la actualidad el producto da movilidad regular al muelle granelero.

A los exportadores les conviene más exportar maíz partido, por razones arancelarias. Y logramos continuidad en el tiempo. Cada 10 o 15 días está saliendo maíz partido siempre para Uruguay, en un convoy de cuatro o seis barcazas; cada una carga 1500 toneladas aproximadamente”, explicó Arese.

La mano de obra y las instalaciones trabajan “fluidamente. Tenemos hoy aproximadamente un plantel de 65 empleados en total entre la parte portuaria y la parte administrativa, y contamos con refuerzo para esa área de personal temporario».

Unidad y equipo

Carlos Arese detalló que “los logros fueron producto de una unidad de criterio logrado en el Directorio, con apoyos importantes de las Entidades representadas: Unión Industrial, Cámara de Comercio Exterior, Sociedad Rural, Municipalidad de Santa Fe y Asociación de Usuarios del Puerto”.

La región demanda conectividad para exportar con contenedores

Según recordó el presidente del EAPSF, “la actividad de contenedores era un reclamo de las instituciones, de las entidades empresarias de Santa Fe. Nos pusimos a trabajar y evaluamos que no teníamos habilitación de Aduana, las condiciones físicas de operatividad de la playa tampoco eran buenas. Había que hacer obras, contar con cámaras de vigilancia personal, oficinas. Bueno, fuimos haciendo todo eso para lograr la puesta en funcionamiento».

Hoy tenemos todo eso funcionando, lo cual no es poco. Aduana, personal, software, cámaras de vigilancia. La punta del Sur la usábamos como playa de estacionamiento de camiones, lógicamente cuando Aduana nos habilita para terminal de contenedores, no podían estar los camiones de granos ahí. Entonces tuvimos que trasladarlos a la zona que se llama terminal multipropósito, que sirve como pulmón para alguna otra actividad”, hacia el norte de los elevadores de granos.

Por: Ignacio Hintermeister

Fuente: CPA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *