Paraguay pedirá activar un protocolo de solución de controversia por el cobro de peaje argentino

 El Gobierno de Paraguay convocará a una reunión a representantes del Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH) -entidad que vela por el funcionamiento del Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraguay-Paraná- para activar un «protocolo de solución de controversia» ante el cobro del peaje argentino en este corredor fluvial.

El canciller de Paraguay, Rubén Ramírez

Así lo informó este jueves el canciller paraguayo, Rubén Ramírez, tras ser notificado de la posición argentina de mantener el cobro de este arancel a las embarcaciones que transiten en el tramo argentino de Puerto de Santa Fe-Confluencia.

«Estamos en una controversia importante. Vamos a ver cómo podemos activar el protocolo de solución de controversia», expresó Ramírez al canal NPY.

La reunión sería convocada para la primera semana de septiembre, añadió.

Ramírez informó que en la jornada de este jueves se desarrolló en Buenos Aires una reunión con la representación diplomática de Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay (países que integran el CIH), a quienes se les presentó la documentación argentina que justifica el cobro de este peaje.

La documentación que entregó Argentina responde a un pedido de la CIH que solicitó en enero pasado un informe técnico que respaldara la aplicación de este arancel.

«Ellos señalaron que no van a suspender la aplicación del peaje», aseveró.

El Gobierno del nuevo presidente de Paraguay, Santiago Peña, quien asumió el poder el pasado martes, sostiene la posición de «asegurar la libre navegabilidad de los ríos» y el rechazo al cobro del peaje argentino en la hidrovía Paraguay-Paraná, declaró Ramírez más temprano el término de una ceremonia que lo juramentó como canciller.

«Es un tema que forma parte de nuestra agenda prioritaria», expresó el ministro a periodistas.

La nueva administración paraguaya se mantiene en la línea del Gobierno anterior, que rechazó la resolución del Ministerio de Transporte de Argentina que estableció, a partir del pasado 1 de enero, una tarifa de USD 1,47 (unos 1,35 euros) por tonelada para las embarcaciones de transporte internacional y de 1,47 pesos argentinos (USD 0,0059 ) por tonelada para las cargas de cabotaje (nacional) en el tramo argentino de la hidrovía.

En su intervención en la ceremonia de juramentación como nuevo canciller de Paraguay, Ramírez dijo que el Gobierno de su país seguirá construyendo una política internacional «sólida» y que será «contundente al momento de defender los altos intereses» del país.

La hidrovía es un importante corredor fluvial para Paraguay y sus vecinos. En el caso de Bolivia y Paraguay, que no tienen acceso al mar, esta arteria los conecta con el océano Atlántico.

Fuente: quepasamedia.com con información de Agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *