Pesqueras patagónicas buscan puertos bonaerenses por la crisis de la estiba en Chubut

La temporada de pesca de langostino en aguas provinciales sigue en riesgo latente. Una crisis que tiene como protagonista a la estiba y ya tiene sus primeros efectos colaterales.

Empresas armadoras de barcos congeladores que usualmente operan desde Puerto Madryn en las últimas horas han cambiado el rumbo y en lugar de descargar en el muelle Almirante Storni y abonar la nueva tarifa con los valores acordados por el SUPA con algunas empresas de estiba, eligieron otros rumbos más al norte y desembarcar su captura en puertos bonaerenses.

Un caso es el del congelador “Carolina P” de la empresa Estrella Patagónica. El buque ingresó el martes a primera hora al puerto de ingeniero White con 800 toneladas en bodega, y reactivó el trabajo de los operarios de Murchison, la empresa que presta el servicio de estiba a un precio menor al que firmaron con el SUPA para operar en Chubut, el cual tuvo un reajuste del 160,68% entre enero y noviembre.

El barco tenía que descargar en Madryn pero esto de la estiba complica las cosas. Más allá de que algunas empresas firmaron, creo que les dimos la excusa para que se vayan”, reconoció una fuente portuaria en Madryn.

El “Carolina P” en el puerto chubutense cuenta con el servicio de estiba de una de las empresas que el SUPA informó había firmado el acta con el reajuste salarial la semana pasada.

El otro que también cambió de rumbo y se alejó de Madryn fue el “Api V”. El buque de la empresa Iberconsa entrará a Mar del Plata con 700 toneladas. “Madryn está muy inestable y los costos del servicio se han disparado”, confiaron desde la pesquera.

Mientras tanto, la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos (FEPA) reclamó el pago de salarios caídos.

Si los barcos a los que la estiba santacruceña les reclama ‘jornales caídos’ volvieran a esos puertos, significaría menos trabajo para la estiba madrynense. Y ese planteo de FEPA respecto a que exigirán que los dueños de los barcos pesqueros ‘paguen dos veces un mismo servicio’, uno donde hacen la descarga y también los ‘jornales caídos’ del puerto de asiento, carece de sustento jurídico, ya que toda empresa tiene libre opción de puerto para realizar sus descargas si tiene permiso nacional de pesca. El pago de ‘jornales caídos’ por desembarcar en otro puerto no tiene sustento en ninguna normativa actual vigente.

Fuente: Revista Puerto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *