Puerto Barranqueras: EL PARANÁ SE ACERCA AL NIVEL DE ALERTA

El río Paraná creció abruptamente durante el último mes, pasando de una bajante dramática a niveles de creciente por los efectos de las intensas y copiosas precipitaciones del fenómeno de “El Niño”, en toda su cuenca.

Sólo en las últimas 2 semanas el hidrómetro de Prefectura Naval Argentina en el Puerto Barranqueras, registró una crecida de 1,62 metro, pasando de 3,25 el 15 de octubre, a 4,87 este martes 31.

Los especialistas avizoran que la tendencia se mantendrá por varios días más, lo que comienza a preocupar, ya que el nivel de alerta es de 6 metros, una cota que, a este ritmo, el Paraná podría alcanzar en unos 10 a 12 días.

Por su parte. la municipalidad de Barranqueras emitió este martes un alerta ante la inminente crecida abrupta del río Paraná.

Ante este panorama emitieron un comunicado detallando: “Se espera una crecida importante del río, superando los 5,50mts. Como se prevé en este contexto, la situación será crítica, y afectará en mayor medida a las familias ubicadas en zonas costeras y bajas” advirtieron.

Mientras tanto autoridades de las diversas carteras del gobierno provincial, coordinan un plan de contingencia con el objetivo de fortalecer los sistemas de prevención, asistencia y contención para dar una respuesta rápida a las personas afectadas. Participarán en los trabajos la Dirección de Defensa Civil, Prefectura Naval, Bomberos y la Policía del Chaco.

El presidente de la APA Daniel Pegoraro explicó la situación actual de los ríos y los controles que se llevan a cabo para poder alertar a la población en caso de inundaciones y posibles evacuaciones. “Estamos siguiendo la altura de los ríos que es lo que se está dando en la alta cuenca”, indicó.

El funcionario informó que hasta el jueves la situación era una y a partir del fin de semana el Iguazú llegó a un pico con las precipitaciones que se han registrado; el Paraná está en aguas medias, la represa de Itaipú está erogando 9 mil metros cúbicos por segundo que es un caudal normal. “El Iguazú aporta debajo del Paraná y ese pico tenemos siete días hasta que se empieza a notar en las costas del Chaco”, advirtió.

“El valor que alcanzó el Iguazú es de 31 metros; esta cuenca aporta al río Paraná es pequeña pero con mucha pendiente lo cual genera mucha corriente con mucha violencia, cuando hay lluvias. El pico de crecida que se dio el domingo, llegará en siete días acá; estamos controlando y atentos porque hay alerta de precipitaciones”, agregó.

Las nuevas crecidas en la cuenca del Iguazú llevará a que el Paraná alcance el nivel de alerta y evacuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *