Puerto Santa Fe: «El master plan funciona muy bien; las inversiones nunca se pararon. Nosotros como Ente Administrador estamos dando respuestas a exigencias de esta mini ciudad»

Carlos Arese ofreció a Mirador Provincial una síntesis de su gestión como presidente del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe. Aquí la reproducimos.

El muelle granelero y el de combustibles trabajan normalmente; la terminal de contenedores está operativa como hace años no sucedía, aunque necesita enlaces a mercados globales para producción santafesina que lo requiere. Y el master plan hace crecer la ciudad junto al río.

«Nosotros -explicó- arrancamos en abril del 2020 en Pandemia, con una bajante histórica del Paraná que ocurre cada 100 años según los ingenieros hídricos. Y por si esto fuera poco también nos agarró en plena indefinición política de hidrovía que hoy tampoco está resuelto«.

En el primer piso del tradicional edificio, en la cabecera de la dársena 1, Arese hace un reconocimiento. «Yo lo dije y lo voy a seguir repitiendo: no lo encontramos mal al puerto, estaba prolijamente administrado, estaba bien cuando lo recibimos. Pero estaba inactivo como puerto y ahí fue donde nosotros quisimos empezar a hacer foco«.

«En julio del 2020 hicimos un primer embarque. Yo siempre cuento la historia de que fue un desastre, nos salió todo mal porque hacía muchos años que no había movimiento. Hasta ahí los elevadores estaban funcionando sólo para pocos camiones por día».

Por entonces los silos, con capacidad para 52.000 toneladas (medidas en trigo, porque los volúmenes cambian según los granos) trabajaban para el transporte terrestre exclusivamente. «En el 2020 había cada vez más camiones que iban ingresando y empezamos a ver la posibilidad de exportar por vía fluvial«.

Se pusieron en valor las viejas instalaciones de la Junta Nacional de Granos con el asesoramiento de un ingeniero externo que explicó que el puerto tenía un «Rolls Royce, pero modelo ’50».

Maíz partido desde una única máquina a tal fin, fue el producto para exportar a Uruguay y su demanda de alimentos para animales. Tres máquinas partidoras más y en la actualidad el producto da movilidad regular al muelle granelero.

«A los exportadores les conviene más exportar maíz partido, por razones arancelarias. Y logramos continuidad en el tiempo. Cada 10 o 15 días está saliendo maíz partido siempre para Uruguay, en un convoy de cuatro o seis barcazas; cada una carga 1500 toneladas aproximadamente», explicó Arese.

La mano de obra y las instalaciones trabajan «fluidamente. Tenemos hoy aproximadamente un plantel de 65 empleados en total entre la parte portuaria y la parte administrativa, y contamos con refuerzo para esa área de personal temporario.

Unidad y equipo

Carlos Arese detalló que «los logros fueron producto de una unidad de criterio logrado en el Directorio, con apoyos importantes de las Entidades representadas: Unión Industrial, Cámara de Comercio Exterior, Sociedad Rural, Municipalidad de Santa Fe y Asociación de Usuarios del Puerto». El equipo de trabajo se completa con las gerencias en Administración y Finanzas de la contadora María Laura Gómez; en Técnica del ingeniero Esteban Franco; Fabio Barnaba como gerente portuario y Diego Scuccimarra en la gerencia comercial.

La región demanda conectividad para exportar con contenedores

«Según recordó el presidente del EAPSF, «la actividad de contenedores era un reclamo de las instituciones, de las entidades empresarias de Santa Fe. Nos pusimos a trabajar y evaluamos que no teníamos habilitación de Aduana, las condiciones físicas de operatividad de la playa tampoco eran buenas. Había que hacer obras, contar con cámaras de vigilancia personal, oficinas. Bueno, fuimos haciendo todo eso para lograr la puesta en funcionamiento«.

«Hoy tenemos todo eso funcionando, lo cual no es poco. Aduana, personal, software, cámaras de vigilancia. La punta del Sur la usábamos como playa de estacionamiento de camiones, lógicamente cuando Aduana nos habilita para terminal de contenedores, no podían estar los camiones de granos ahí. Entonces tuvimos que trasladarlos a la zona que se llama terminal multipropósito, que sirve como pulmón para alguna otra actividad«, hacia el norte de los elevadores de granos.

«El sector sur quedó para la terminal de contenedores; en su extremo había un talud inclinado que estaba en pésimas condiciones. Eso también lo arreglamos con fondos del gobierno nacional».

Reseñó Arese que «mediante un convenio de partes, Tec Plata se comprometía a mantener a la barcaza con una frecuencia quincenal; eso se cumplió durante los dos años que duró el acuerdo. La barcaza llegaba con contenedores vacíos, se descargaban en puerto, se iban a consolidar a las empresas, volvían cargados y se embarcaban hacia La Plata«.

Concluidos los dos años de ese vínculo, Arese explicó que «tuvimos dos problemas serios a los que no le encontramos la solución durante los dos años que duró el convenio.»

«Ellos nos permitían dos destinos únicamente, muy útiles pero solamente dos, al continente asiático y a Santos en Brasil. Se exportó trigo en contenedores de Molinos Matilde con una regularidad perfecta y buena cantidad, que salía con barcos de Login Tec desde La Plata. Otras cargas trasbordaban en Santos a otros destinos como China, Singapur, Vietnam«.

Reconoció que «hubo gestiones desde Tec Plata para conseguir otros destinos, pero eso nunca llegó. Hay empresas de la zona que exportan: la fábrica de válvulas de Rafaela, por ejemplo, que envía a Europa o PB Leiner que nos está reclamando destinos de Estados Unidos. Tenemos carga pero no obtuvimos respuestas«.

«El problema -subrayó- se agravó por los intermediarios comerciales de Tec Plata que produjo un encarecimiento de tarifas, y entonces los fletes terminaban siendo más caros que saliendo desde Buenos Aires y llegando hasta allí en camiones. Y perdimos cargas que estaban saliendo desde Santa Fe«.

Las grúas y las obras de puesta en valor

«Tuvimos que hacer hasta caniles para los perros, para el Sistema de Control de Drogas. Hicimos las oficinas para funcionarios de Aduana y del Senasa. Reparamos el piso del muelle, la iluminación, las cámaras de vigilancia. Adquirimos un software que se exige para el contenedores. Pusimos la terminal de contenedores en condiciones de funcionar y está operativa«, repasó Arese sobre la gestión.

«Con fondos del gobierno nacional -que fueron en pesos el equivalente a 2 millones de dólares- tuvimos el acierto de tener preparadas las licitaciones y concursos de precios, lo que nos permitió sortear muchos golpes inflacionarios«.

Expuso que «lo más importante que compramos fue la grúa reach stacker 0 km., que es la grúa containera; la pagamos 570.000 euros. Es versátil porque además de contenedores nos permite, por ejemplo, mover chapas cuando vienen para las torres de generación de energía eólicas mediante adecuacione».

«También -dijo- compramos un auto elevador para el movimiento de cargas menores y financiamos las obras en el talud inclinado, la puesta en valor de la terminal de contenedores, tejidos perimetrales y reparaciones en el piso, puesta en valor de la terminal multipropósito, desarrollamos un software de la terminal de granos y cambiamos una cinta transportadora de la noria 9«.

Añadió que «además reparamos una bomba de dragado, todo eso con los dos millones de dólares que recibimos del gobierno nacional, que ya lo gastamos todo y lo estamos rindiendo. Queremos dejar todo cerrado con el cambio de gestión, en la provincia y a nivel nacional.«

La terminal de combustibles y los trabajos de dragado

«No solemos tenerla muy en cuenta porque está concesionada, pero es muy importante la terminal de combustibles en el puerto de Santa Fe. Trabajamos muy bien con Ryzen; ellos tienen problemas con barcos que requieren calado y suelen traer barcazas«.

«No que Shell nos obligue, pero simplemente nuestra actividad portuaria nos pide dragar el canal de acceso y justamente por estar ahora en muy buenas condiciones de navegabilidad, pudo entrar de nuevo el barco -el Julio A- que es imponente». El buque tanque tiene 120 metros de eslora y 20,4 metros de manga».

«Nosotros hicimos un primer dragado grande en el año 2020, siempre contratando a la Compañía Sudamericana del grupo Jan de Nul. Removimos 65.000 metros cúbicos aproximadamente en ese año. En 2022 hicimos un retoque no tan importante y este año volvimos a dragar algo más de 50 mil metros cúbicos«, explicó Arese.

«El canal de acceso está hoy en condiciones óptimas; estamos con 25 pies«, puntualizó ante la consulta. «Para nosotros es un esfuerzo económico importante hacerlo. Calculamos que nos están cobrando aproximadamente entre 5,70 o 5,80 dólares el metro cúbico y eso lo tenemos que pagar nosotros con recursos propios.»

«Hicimos -recordó- una gestión ante la Administración General de Puertos -cuando la AGP se hizo cargo de cobrar el peaje del Canal Navegable Troncal del Paraná- pidiendo que se drague el canal de acceso; no tuvimos respuesta por escrito pero sí me llamó José Beni (interventor en la Administración General de Puertos) y me explicó que la había recibido, que estaba en estudio el tema pero que si lo hacían, lo tenían que hacer para todos los puertos públicos«.

Recordó el funcionario santafesino que la Nación no se hizo cargo del costo. «Nosotros eso lo hicimos a principio de este año 2023 porque teníamos necesidad. Nos hicimos cargo, los trabajos se realizaron y lo pagamos en cuotas«.

«Es algo que nos permite no solo que Shell siga operando, sino también mantener la expectativa de operatorias. Nosotros tenemos una draga propia para mantener la zona de maniobra«, reseñó Arese.

«Hoy el puerto está en condiciones de navegabilidad óptima. Los barcos de Shell entran; hace algún tiempo entró un barco con las máquinas viales que trajeron desde Uruguay».

Terminal operativa

«La Terminal de Contenedores está en condiciones óptimas para funcionar. Estamos buscando otras alternativas para salir desde el puerto de Santa Fe a Montevideo y de allí, con las navieras que ya operan, a todos los destinos posibles de Europa, Estados Unidos y Asia«.

«Creo -dijo el directivo santafesino– que el momento de la economía del país está frenando un poco las decisiones. Hicimos una ronda de consultas y de intercambio de información, apoyándonos mucho en la Unión Industrial de Santa Fe y la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe. Explicamos esta situación«.

Sostuvo que «en el mercado sigue estando la carga predispuesta para salir desde Santa Fe, pero necesitan que le aseguremos los destinos y tarifas competitivas. Quiero ser optimista de que va a salir bien. El circuito fluvial desde acá a Montevideo lo tenemos resuelto, ya hay barcazas disponibles como para hacerlo plazo».

Continuó Arese señalando que «la Terminal de Contenedores está también en óptimas condiciones operativas, con todas las habilitaciones. Funciona muy bien«

Además de los equipos adquiridos, Arese agregó «una grúa grande, alquilada a la empresa Tecmaco, que es la que probablemente podamos adquirir y es la que transborda desde las barcazas al muelle. Estamos evaluando financieramente de adquirirla por leasing; la cuota de alquiler de hoy podría ser un poco mayor transformándose al leasing y que quede para patrimonio del puerto«.

Carlos Arese

Las inversiones en el master plan

«El master plan funciona muy bien; las inversiones nunca se pararon. Nosotros como Ente Administrador estamos dando respuestas a exigencias de esta mini ciudad«.

Explicó que «requerimos servicios; estamos en una muy buena relación con la Municipalidad y coordinamos algunas tareas, por ejemplo el corte de pasto lo hacemos nosotros con recursos propios, la recolección de basura lo hace un poco la Municipalidad y un poco nosotros. Ahora estamos haciéndonos cargo del alumbrado público, o sea hay una relación ciudad-puerto de convivencia; lo que queremos es firmar con el intendente un acuerdo para el control de tránsito«.

Para finalizar detalló que «estamos haciendo obras de cloacas, y una muy importante de energía eléctrica, que tantos desarrollos inmobiliarios necesitan. Tenemos que dar respuesta al crecimiento urbano que tiene esto, por ejemplo la instalación del auto Mac nos llevó mucho tiempo de análisis, tuvimos que pensar mucho el tema de la circulación porque se generan colas de autos».

Fuente: Mirador Provincial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *