Última etapa de obra para la planta procesadora escuela que formará mano de obra calificada para la industria pesquera

Es una propuesta innovadora con un esquema de formación dual gratuita que permite capacitación de recursos humanos, aprovechamiento de la pesca incidental y donación de pescado procesado por los alumnos a la dieta de miles de niños en comedores escolares.

El puerto de Mar del Plata contará a partir de comienzos del año próximo con la primera planta escuela de procesamiento de pescado donde bajo implementación de un esquema de formación dual preparará mano de obra calificada para su desempeño en la industria pesquera con un valor agregado adicional: la materia prima utilizada para la práctica de alumnos se destinará a enriquecer la dieta de niños que asisten a comedores escolares de la ciudad.

El establecimiento tiene su sede en un edificio donde alguna vez funcionó un saladero de anchoas en zona industrial de jurisdicción portuaria, ahora acondicionado y equipado a partir de una inversión compartida entre el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, impulsor de este proyecto, y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

A la Planta Procesadora Escuela Puerto Mar del Plata se trasladarán desde marzo próximo estos cursos de capacitación del Centro de Formación Profesional N°418, que otorgan títulos oficiales validados por la Dirección General de Escuelas y Cultura bonaerense y apuntan a una pronta inserción en el mercado laboral.

Se desarrollan desde 2019 en instalaciones de la Escuela Nacional de Pesca para generar recursos humanos que se incorporen a la industria pesquera con avanzado nivel de preparación en técnicas de manejo y procesamiento de pescado. Los docentes son experimentados operarios, certificados por autoridad educativa provincial, que se desempeñan en establecimientos pesqueros de este puerto.

La propuesta, que cuenta también con acompañamiento del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), redunda en un doble beneficio social: genera oportunidad de capacitación gratuita en un oficio en el que el sector privado aporta la materia prima que, una vez procesada, llegará para su consumo en comedores que funcionan en escuelas públicas.

El pescado a procesar en las clases es una donación asegurada en esta etapa por la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, que preside Sebastián Agliano. Así se le da un destino productivo a la pesca incidental y permite que ese pescado fresco y rico en valores nutricionales se integre a la dieta de niños de Mar del Plata y Batán. Las primeras y exitosas experiencias ya se hicieron en la Escuela Primaria N° 12, de jurisdicción portuaria.

“Es una muestra de lo que se puede lograr cuando el Estado, en sus distintos niveles, y el sector privado se unen, articulan y trabajan en conjunto en procura de dar respuestas a la demanda de capacitación para potenciar oportunidades laborales reales”, señaló Gabriel Felizia, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, durante una recorrida de presentación las instalaciones junto a directores del ente; el concejal Diego García, que participó del proyecto desde su rol en los últimos años como responsable local del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y Soledad Pérez Farías, directora del proyecto de Planta Procesadora Escuela.

Sostenibilidad y reconocimientos

Si bien todavía restan completar algunas obras finales, alumnos que participan de la actual promoción del curso de capacitación en manejo y procesamiento de pescado ya tuvieron algunas clases en este establecimiento de amplias dimensiones que cuenta con dos cámaras frigoríficas, aulas, laboratorio, dos baterías de vestuarios y baños y sala con comodidades y equipamiento para el procesamiento de pescado.

La propuesta educativa, con diseño curricular que en este caso vincula la oferta de formación profesional con la demanda real del sector industrial pesquero, atiende los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 y busca garantizar acceso a calificación en oficios que permita abrir camino en el mercado del trabajo.

Al proceso de formación de mano de obra se suma el aporte de pescado procesado al plan alimentario de niños a través de comedores escolares. Se trata de producto fresco y local, paso que se acompaña con la capacitación de personal de cocina de esas escuelas para una preparación segura y que garantice conservar valores nutricionales del producto.

Fue presentada durante la edición del taller de la iniciativa de “Puertos pesqueros azules y desarrollo sostenido”, que se desarrolló en noviembre en Mar del Plata y seleccionada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) para exponerla en el V Taller Puertos Azules que se realizó días atrás en Marruecos. Antes había recibido una mención especial en los Latam Impact Awards en la categoría de “Proyecto con Impacto Económico y Social”.

La inauguración de la Planta Procesadora Escuela está prevista para marzo próximo. Se estima que en febrero se abrirán las inscripciones que, como ya está establecido, habilitan acceso gratuito a estos cursos con únicos requisitos de ser mayores de 18 años y tener estudios primarios aprobados.

El CFP N°418 brinda una amplia oferta de formación que atiende las necesidades de las distintas actividades portuarias con formación de soldadores navales, torneros, operadores de autoelevador y grúas, especialista en estructuras navales, control de manufacturas de pescado, electricista naval e idioma. Este año dictó siete cursos con un total de 80 egresados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *