Unión Europea: Cuotas plurianuales

Europa da un primer y tímido paso para cambiar el paradigma de gestión pesquera con importantes implicaciones para las empresas

La propuesta de TAC y Cuotas 2024 que se debate desde ayer en el Consejo de Ministros abre la puerta a fijar por primera vez posibilidades de pesca plurianuales en el Atlántico. Gobierno, sector y ciencia analizan para en la Revista IP de diciembre las implicaciones de una medida que será menos ambiciosa de lo esperado: los stocks compartidos con Reino Unido quedan al margen.

Este año, y sin precedentes previos, las cosas van a cambiar para algunas pesquerías del Atlántico que verán fijados, de golpe, TAC para los próximos dos o tres años.

Se materializará así la propuesta realizada por España en el Consejo de hace un año, cuando Luis Planas puso sobre la mesa (con el apoyo de Portugal y Francia) la posibilidad de fijar cuotas plurianuales al considerar que existe información científica suficiente como para poder establecer límites a al menos tres años vista pensando especialmente en “la planificación empresarial del sector”. La propuesta, inicialmente bien acogida por los ministros y a la que la propia Comisión dio su beneplácito en junio, ha sido una de las prioridades políticas de España en materia pesquera en el marco de la presidencia semestral del Consejo de la UE, que afronta sus últimas semanas.

El objetivo se cumplirá y habrá un cambio de paradigma en cómo se fijan las cuotas en aguas comunitarias en apenas unos días. La recomendación de TAC y cuotas que fija la postura de la Comisión en la negociación de Reglamento contempla que 9 de los 18 stocks a decidir, en aguas comunitarias, se fijarán a dos o tres años vista, dependiendo de cada caso.

Sin embargo, la transición plurianual será menos ambiciosa de lo esperado –y deseado– por el sector. Si bien la flota de litoral del Cantábrico Noroeste sale beneficiada de este nuevo esquema, el otro lado de la moneda refleja que todas las pesquerías de ‘gran sol’ que dependen de la negociación con el Reino Unido quedarán al margen de cualquier opción de ser plurianuales. “En ‘gran sol’ las cuotas son compartidas con el Reino Unido, y en el Acuerdo de Comercio y Cooperación no se contempla el establecimiento de cuotas plurianuales. Además, para los stocks de ‘gran sol’ las recomendaciones científicas son anuales, por lo que no hay prevista la adopción de cuotas plurianuales”, responden desde la Secretaría General de Pesca a preguntas de Industrias Pesqueras. “No de momento”, insisten ante la cuestión de si esta modalidad de fijación de cuotas será planteada al Reino Unido en un futuro.

La respuesta ha decepcionado a parte del sector, especialmente a la Cooperativa de Armadores de Vigo donde daban por hecho que, a tenor de las diversas declaraciones públicas de Luis Planas sobre esta propuesta, el alcance de las cuotas plurianuales sería mucho mayor e incluiría stocks emblemáticos y prioritarios para la flota nacional como la merluza o el rape, así como el gallo o la cigala del mar Céltico.

El ministro ha afirmado en más de una comparecencia que este año se plantearía en el Consejo la gestión plurianual de cuotas”, afirma Hugo González, gerente adjunto de ARVI y responsable de la flota de ‘gran sol’ en la organización viguesa, quien no esconde su frustración. “Esto demuestra que ya no mandamos en las cuotas de la UE, ¿dejamos que sea el Reino Unido quien marque las pautas de la gestión pesquera?”, se pregunta González, quien revela a IP que en una reciente reunión del sector con la Secretaría General de Pesca preguntó específicamente por este asunto “y la repuesta, más explícita, fue que el Reino Unido no parecía interesado en la propuesta y sin acuerdo no se podía avanzar”.

Las condiciones se mantendrán al menos hasta junio de 2026, cuando expira el actual marco de relaciones UE-Reino Unido y se completará la transición pesquera.

«La pesca trata como un sector económico anormal, pero hay quien espera que la actividad económica pesquera funcione con reglas distintas del resto del capitalismo: sin ninguna posibilidad de planificación, sin certezas y sin saber cuánto vas a pescar de un año a otro”, explica el economista pesquero de la Universidade de Santiago de Compostela, Gonzalo Rodríguez, coordinador del Grupo de Investigación en Economía Pesqueira e dos Recursos Naturais de la institución académica, quien aporta su análisis sobre este nuevo paradigma.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *